Brisa Logo

Aventuras del velero Brisa navegando rumbo a Uruguay
12 December 2023

Guna Yala

He escrito en junio sobre mi visita a San Blas. Entonces estaba el templado de lluvia. Ahora estoy con el templado seco. Ahora veo el encanto. Playas blancas. Agua celeste y cristalina.

En las treinta y pico horas de navegación, bordeando un poco desde Puerto Lindo, había unas encuentras con barcos que van y vienen del Canal de Panamá. Siempre me dieron espacio. Por lo menos una o dos millas náuticas. La sistema de AIS nos identificamos uno al otro. Llevo una alarma que suena cuando aproximan.

Barco de contenadór próxima por la proa de Brisa

En el canal de San Blas, aproximando la isleta de Chichimé, hay un gran barco hundido por el arrecife. Un recordatorio que hay arrecifes sumergidos por todos lados en Guna Yala.

Barco hundido afuera la isleta de Chichimé, Guna Yala

En el centro de Guna Yala, el Canal Mayflower es como un gran lago sin oleadas. Hay casi siempre viento flojito o bonancible. Hay uno o dos cientos de veleros desplegados por los cayos, cruzando en sus travesías de uno al otro. Navegando por allí, vi una docena de otros también navegando, todos a vela. El gasoil es escaso acá.

Las vías entre los arrecifes son a veces muy angostas. En este video, una serie de fotos, un grupo de jóvenes arriesgados dejan las tablas de surfista por el lado del velero para surfear con el velero entero. La entrada angosta a este fondeadero tiene oleadas quebrando por ambos lados.

Cayos Chichimé, Guna Yala, Panamá

Ahora en los cayos Holandés Este espero una ventana de vientos favorables para empezar la travesía a México. Afortunadamente todavía tengo suficiente de alimentos. Agua y comida. Van a agotarse la avena integral y café instantáneo.

Estoy adicto a los pronósticos de PredictWind, NOAA, y WeatherFax. Los dos primeros precisan una conexión con las redes. Afortunadamente hay una barra de señal celular acá. Desafortunadamente estoy sin saldo para usarlo. Me preocupa. Me gustaría conectarme. Lo solucioné con la tarjeta débito.

Las últimas pronósticos desde esta mañana (el martes) es que había olas grandes (a cuatro metros) y vientos frescos (veinticinco nudos) hasta el fin de la semana. El viernes puedo irme con condiciones más favorables. O quizá el sábado.

Una de las supersticiones náuticas dice que es una mala empieza si empiezas una travesía el viernes. Lo que puedo adivinar por sitios de la red es que tiene algo a ver con cristianidad. Fue un viernes cuando Jesu Cristo fue martirizado. A mi no me parece que cristianidad tiene algo que ver con navegación. A pesar de los disciples pescadores, los peces compartidos, la caminata sobre el agua.

Es solo los marinos cristianos. Con razón, temían irles al mar abierto. En su edad, fue un riesgo grande. Había muchos náufragos. No tenían datos sobre la clima ni pronósticos. No tenían GPS. No tenían cartas náuticas con cada peligro bien marcado. Los cascos de sus barcos, hecho de madera, podrían.

Lo que puedo descifrar sobre la superstición no empezar un viaje un viernes es que:

  1. es cristiano, incluso que muchos católicos comen pescado los viernes, y

  2. es moderno. Surge en el siglo diez y nueve. No son creencias antiguas.

De todos modos, temo empezar una travesía los viernes. A pesar de mis inclinaciones seculares, la superstición se ha apoderado de mí. No hay ninguna buena razón.

Fondeadero Banedup Sur, Cayos Holandés Este, Guna Yala, Panamá

He dejado a Truman Capote. Estoy leyendo de nuevo lo de Levrero.

categorías: Navegaciön - Guna+Yala
Anterior: Fallo de la Jarcia en el Mar
Próxima: Confesión para Colombia
Índice