Brisa Logo

Aventuras del velero Brisa navegando rumbo a Uruguay
12 July 2022

Paseo en Montevideo

Pasé un buen estadio en Montevideo. Hace más de un año que estuve allí. De lo cual, podría renovar amistades y hacer nuevas.

Pensé en lo que amo de Uruguay. Hay tantas facetas. Lo mayor son ustedes, uruguayos. Ustedes son tan amables la una con la otra. Incluso cuando discuten algo lo hacen con respeto.

Marcha del Silencio

Participé en la marcha silenciosa para los desaparecidos. Lo compartí en inglés para mis compatriotas, familia y amigos anglo hablantes. Me impresionó cuántas docenas de miles de personas participaron en dar memoria a este periodo oscuro de la historia del país, para recordarlo y para no repetirlo.

Al empiezo de mi estadía participé en el cumpleaños de un gran amigo. El es guitarrista extraordinario. Era un amigo más añoso de él quien también toca la guitarra. Ellos tocan y nosotros cantamos por casi toda la noche hasta las horas pequeñas.

Río de la Plata

Pasé algunas buenas tardes con amigos en la parrilla. La Pulpería en Punta Carretas es una estándar. Descubrimos una segunda, La Barra en Ellauri. Hicimos dos asados en casa. Visité los parques y las ferias. Me quedo en Palermo donde las ferias en Salto y Parque Rodó son divinas. De noche hay candombe en la calle.

Navegué unos domingos de la mañana en club nautilus. Probé algunos cursos en el gimnasio y disfruté tomar almuerzos y cortados en el restaurante con vista del astillero y el río de la plata. Vi a cuatro obras de teatro. Miré a unas obras de cinema en Life Alfabeta, en el Auditorio Nelly Goitiño y en Cinemateca. Atendí a un concierto en Sala Zitarrosa y uno en Teatro Solís. Vi al espectacular Gala de Ballet en el Auditorio Nacional Adela Reta de Sodre.

Cerro de Piriápolis

La película uruguaya “Bosco” para mí es una maravilla. Es un documental sobre un pueblo en Italia, patrimonio de una familia uruguaya. Consiste en rodeas largas que miran estrechamente, con aprecio a miembros del pueblo, paisajes y actividades. Captura un sentido de humor que tiene la gente allí muy parecido a lo uruguayo. Me encanta que presten atención a algunos ancianos en el pueblo. Ellos fueron divertidos y dulces, buenas almas.

La gala en Sodre fue un espectáculo magnífico del baile tradicional y moderno, con pasión y humor. Se hacen cosas con sus cuerpos que me matan. La música, la luz, el escenario sobrio y simple, la energía que enciende la sala con electricidad, todo fue imponente. Sentía tanto aprecio por esta civilización uruguaya que puede crear algo tan magnífico, tan avanzado entre un población de sólo tres millones. La cultura uruguaya no es sólo la exportación de jugadores talentosos de fútbol.

Los dos otros huéspedes en la casa donde me quedo fueron maravillosos. La vasca, actriz y profesora de teatro me enseñó cómo mejorar mi pronunciación y perder un poco más mi acento. No fue sólo que ella hiciera el acento estadounidense de manera tan graciosa que me dio vergüenza no mejorar. La uruguaya del par dio mi primera experiencia con el juego de truco, tan divertido. Ella es ejemplar cómo ser profesional con el trabajo creativo, como arquitecta, y divertirse con una balanza sana, un estilo de vida saludable, muy uruguaya, que me encanta.

Playa de San Francisco

La ama de casa y nosotros hicimos un buen paseo por Piriápolis y la playa del balneario de San Francisco a fin de. Fue nuestra “road trip” aventura.

En casa disfruté el tele— TV Ciudad con sus programas de discurso sobre temas de cultura, filosofía y política, y su programa de cinemateca. Miré unas series y películas por Netflix. En los bares disfruté algunos partidos de fútbol, incluso la despedida de la selección uruguaya al mundial 2022 en Qatar y la final del campeón de europa entre Liverpool y Real Madrid. El equipo local de Liverpool fue campeón de la apertura de la primera división uruguaya.

Aproveché la conexión regular por internet para hacer mejoras en mis sitios de la red. Esa parte no fue totalmente divertida pero brinda alguna satisfacción. Todavía me gustaría establecer una galería de mis fotos. El sitio de selecciones es un reto grande que me apura a veces. Todavía tengo algunas metas no realizadas allí. No hice nada con el app de iOS.

Calle en Punta Carretas

Tomé una oportunidad visitar con los médicos para revisar mi estado de salud. Por suerte todas las noticias son por lo mayor noticias buenas. El sólo chasco que sufrí no fue médico, pero cívico. Visite con un abogado sobre mi deseo profundo convertirme en ciudadano. Lamentablemente mi navegación por trece meses interrumpe mis estadios en Uruguay tantos que no estoy elegible. El rayo de la luz es que puedo renovar mi residencia cuántas veces sea necesario hasta que mis estadías sean suficientes.

Ahora viajando a Panamá para hacer mejores sobre el velero y disfrutar un poco de exploración y navegación, pienso en que voy a extrañar de Uruguay y Montevideo. Todo eso, seguro. A pesar de que puedo traer música y literatura conmigo, no puedo traer a todos mis amigos. Puedo traer la amistad. No puedo traer los aromas de la ciudad— de las calles, paredes y árboles húmedos, floridos; de las noches largas y cafés agradables, con los árboles iluminados con las luces cálidas de las calles. He conocido muchas ciudades incluyendo Boston y Nueva York, San Francisco y Boulder, Budapest y Londres. Cada una tiene sus propios encantos. Para mi no tienen nada que ver con Montevideo.

categorías: Uruguay - Montevideo