Brisa Logo

Aventuras del velero Brisa navegando rumbo a Uruguay
20 March 2022

El Papagayo

Afuera la costa Pacífica de Nicaragua no es tan pacífica. Desde el puerto de Corinto al norte hasta la península de Nicoya, en Costa Rica, al sur hay la zona ventosa conocida como “El Papagayo”.

Viento Papagayo cortesía Windy.com

Me detuve allí una semana luchando con brisas frescas y de contra. Presento acá mi bitácora, con comentarios, para mejor compartir la experiencia.

Historias como esta son difíciles de encontrar. Son demasiados personales, reveladores. Todos los traspiés y los errores de cálculo– a compartirlos es ponerse expuesto a la conjetura después de los hechos, la crítica, tal vez desprecio. Algunos de los errores he hecho, lo saben. Otros una persona solo pueda suponer. ¿Lo demás? Conjetura. Lo dejo para ti. Aquí está mi historia. Júrame, o simplemente disfrutarlo. Estaba allí. Te traigo un poco conmigo.

El Salvador a Panamá

Las horas son UTC, seis horas delante del horario local. De noche es desde 0100 UTC hasta 1100 UTC, más o menos. Por eso, las entradas empiezan con el atardecer del día previa, de la noche. Estamos en Marzo, cercanas con el equinoccio. Además, estoy cerca con el ecuador. El largo del día es más que la noche solo por cuenta de los crepúsculos.

Utilizo la Escala de Beaufort para describir la velocidad del viento:

Brisa es un velero tipo cúter. Refiero a las velas así:

Velocidad en nudos es la velocidad del velero sobre la tierra, por el GPS. Vas a ver que no me muevo rápido. Para mí, no es una carrera. Corto mano, prefiero menos vela. Cuando me encuentro con demasiado vela es muy difícil manejarla sola. Siempre me voy con menos vela de noche.

La carta con mi ruta

Sábado 12 de Marzo, 2022

No había lluvia anoche ni esta mañana. El viento viene del sudeste de nuevo, pero no tan fresco. Luché para hacer millas, pero no con mucho de logro. Podía quedarme pacientemente capeado. Sentía que debería hacer algo. Juego con el velero, a ver como funciona.

Delfines por la proa

Domingo 13 de Marzo, 2022

No tengo prisa en ir al sudeste. Quizá me voy un poco más esta tarde si el viento está a favor. Hago un pan. Capeado con la vela de fortuna, el velero está como un resorte al lado con el mar. Puedo bañarme desnudo por el sol en la bañera. ¿La piscina? Está seguro nadar al lado sotavento.

Capeado con viento fresquito, estimo veinte nudos por las olas de uno y cuarto a dos y media metros, trazos, ovejas alrededor. No hay espuma. Está rugoso. Estoy moviendo con un nudo al sudoeste, afuera de la costa por suerte.

Estoy tan cansado. El ruido me queda sin descanso. También estoy ansioso, pero no sé qué me preocupa. Solo necesito sobrellevarlo. No está por siempre. Va a disminuir eventualmente. Lo único que me gusta es dormir.

Capeado, voy un poco más que un nudo con viento fresquito y treinta grados a un lado o otro de un rumbo directamente sotavento. Acá, capeado a babor con viento fresquito del este, me voy al oeste del sudoeste.

Brisa navegando viento flojo

Lunes 14 de Marzo, 2022

¿Qué hago? Estancamiento básicamente. El viento no me permite quedarme siguiendo a la costa. Precisaría cruzar la zona del Papagayo directamente. No pienso que me gustaría estar allí adentro el Papagayo hasta el jueves. Está hace diez y ocho horas navegando desde acá. Me gustaría salir por alguna hora el miércoles. Vamos a ver.

¿Qué más? Practicando irme de ceñida con viento fresquito. Puedo irme a cincuenta y cinco grados al lado del viento utilizando el yanqui y la vela mayor con dos rizos. Escoro diez grados, la cual no es mucho pero no es incomodo.

¿Qué más? Intentando quedarme lo más que pueda al este contra viento del este. Lo logré anteanoche pero había soplado afuera la costa de nuevo anoche.

Un delfín saltando

Martes 15 de Marzo, 2022

Un pájaro pasajero

Miércoles 16 de Marzo, 2022

Volcán de Nicaragua

Jueves 17 de Marzo, 2022

Hoy me fui a este distancia. Mejoré el motor. Estoy con un buen plan. La luna está llena. Mirando por el mar, no es tan malo. Preciso hacer algo normal para distraerme. Hacer pan. Me encuentro difícil concentrarme. Rodeo los escenarios por mi cabeza, la situación, de nuevo y de nuevo. Necesito verlo como la aventura que espero. Es un poco divertido. Puedo disfrutarlo.

El pulmón de la sentina pulsa a veces. Es el agua entrando por la cubierta de proa cuando salpica allí. Corre a lo largo de la sentina al pozo con el pulmón.

Voy a cruzar la zona del viento máximo del Papagayo hoy. Hoy, el Papagayo entrega buen viento para navegar, olas de un metro, nada tan severo como lo fue anoche. Los delfines han visitado y aprueban. Vi a una manta saltando, una grande. Me di cuenta del día que salía el Puerto don Juan. Hay charranes. El mar es más verde que azul pero no como el mar casi marrón que he visto ayer.

Este rumbo es lo más cerca que pueda con el viento del este. Todavía me traiga afuera la costa, más lejos afuera el Cabo de Santa Elena y Cabo Vela que quería. Lucho para estar más al este en otra zona. Siento que el viento del Papagayo debería bordear un poco hacia el noreste cuando llegaré a su borde del sur. Vamos a ver. La aventura sigue.

Un rorcual se va a estribor yendo a la rumba opuesta. Se pone una respiración con un géiser enorme.

Barcos costales de pesca

Viernes 18 de Marzo, 2022

Buque grande de petroleo por la costa pacífica de Costa Rica

Así es la historia de mi navegación por el Papagayo. Necesitaba acostumbrarme a las brisas frescas, experimentarlos y al fin enfrentarlos.

Fue un oportunidad practicar capeando con el trysail y de navegar de ceñida con rizos. Descubrí que, capeado, me voy ciento cincuenta grados afuera el viento con velocidad de un nudo hacia un nudo y media. Navegando de ceñida me voy por lo mínimo cincuenta y cinco grados afuera el viento. Con la ronza, bordeando, avanzo casi nada hacía el viento.

Alguien me ha dado consejos para quedarme cercana con la costa. Si tuviera que hacerlo de nuevo, navegaré directamente desde la costa de El Salvador hacia Costa Rica. De esa manera el viento viene más a través y menos a frente. Si, me ponía lejos de la costa. No importa. Si, posiblemente experimente viento fresco y olas grandes. Elegiría un periodo con pronóstico menos fuerte y me iría.

categorías: navegación