Brisa Logo

Aventuras del velero Brisa navegando rumbo a Uruguay
30 May 2021

Las Cantantes

Cuando fuimos en el amantillo naval, había muchos sonidos artificiales y naturales. Había la música fuerte del gran parlante, llevado por un trabajador, con las sondas de Sinaloa y a veces los grandes éxitos de Credence Clearwater Revival. Había sonidos de amoladoras, lijaduras, y taladros. Con el viento de la mañana y la tarde había sonidos de las drizas abofeteando los palos. Había los tripulaciones de las pangas aparejando para salir o llegando, limpiando, bromeando entre ellos mismos.

Siempre durante el día había sonidos de los gorriones charlando, discutiendo, y peleando. Algunos han incubado un grupo de crías. Las crías demandan fuertemente la comida traída de sus padres. Entre todo eso, a veces cuando llevé un destornillador, o lija el caño del timón, o tome un trago del agua, oí a un pajarito raro cuya canción suena como un discurso. El pajarito charla a lo largo sobre algún historia o evento en el mundo de los pájaros, animado y entusiasmado, con algo muy especial para compartir con nosotros. Me dio una sonrisa al oírlo.

Cantante en el guardamancebo

Eventualmente, por supuesto, tenía curiosidad sobre este cantante. ¿Quién es? ¿Qué tipo de pajarito canta así? Al empezar no podía ver. No podía ver porque, para un cantante tan locuaz, es muy diminuto. Tiene el tamaño de los gorriones pero es más delgado. El macho tiene una cabeza púrpura. Perchan sobre las barandillas, los guardamancebos, o los amantillos y cantan. Había una pareja quién, podría jurar, había construido un nido para criar. Vi al macho tirando telas desde un cuerdo en el velero vecino. Vi a ambos entrando y saliendo el espacio de una lancha motora cerca, en la proa donde entra la cadena y el eje del ancla.

Cantante en el obenque

Por lo mayor, entre todo lo demás, disfruté sus discursos, sus canciones largos, y me sentía agradecido por su entretenimiento. Al fin podría capturar uno de ellos qué percha cerca y canta a lo largo para el micrófono de mi celular y todos nosotros. Lo comparto para que ustedes disfruten. Entre sí, podes oír las drizas tocando los mástiles para añadir un poco de percusión a la música.

Antes de salir me siente la necesidad hacer algo para expresar agradezco hacía ellos. Dejé un montón de semillas como regalo. Ellos lo agradecen a cambio. Me visitan, seguro para dar las gracias. De cualquier modo, me sentía así. Aquí hay un recuerdo de los cantantes pajaritos del amantillo naval.

categorías: naturaleza - aves