Brisa Logo

Aventuras del velero Brisa navegando rumbo a Uruguay
6 April 2021

Leone di Caprera

il Leone Di Caprera cartela, logotipo

De Montevideo a Italia en velero …en 1880!

En un viaje a Milán visitando el famoso Museo de Ciencia y Tecnología Leonardo da Vinci me topé por pura casualidad con que una de las mayores atracciones del museo es un barco uruguayo construido en Montevideo.

Esta es la historia del “Leone di Caprera”

En 1879 los inmigrantes italianos en Uruguay por iniciativa de Vincenzo Fondacaro, Orlando Grassoni y Pietro Troccoli construyen en Montevideo esta pequeña embarcación con el único objetivo de atravesar el Atlántico para homenajear a Gisusepe Garibaldi por sus acciones en favor de las luchas revolucionarias en Sudamérica. La intención era entregarle en mano una Espada de la Victoria con la cual querían promover que Garibaldi continuase su lucha en Italia en pos del Resurgimiento del Unidad Italiana.

El Leone di Caprera es una goleta de 9 metros de largo, tres toneladas de tonelaje, armada con dos mástiles, construida en Montevideo por el carpintero Luigi Briasco.

il Leone Di Caprera, restauración, por popa

El nombre del barco surge de la isla de Caprera cerca de Cerdeña, Italia, donde Garibaldi se encontraba exiliado luego de una intensa vida dedicada a las luchas revolucionarias en América y Europa que le valió el moto de “eroe dei due mondi”

Con sus ciento veinte años de antigüedad, el Leone di Caprera, además de ser un ejemplo único en términos de mano de obra y aparejo, cuenta con un récord mundial de navegación. De hecho, fue el primer barco de ese tamaño que en 1880 hizo la primera travesía atlántica de Uruguay a Italia con solo tres tripulantes a bordo. Increíble pensar que lo hicieron sin GPS, radio, AIS, balsas salvavidas y demás elementos de seguridad que hoy damos por descontados.

La Travesía

Solucionados los últimos problemas de abastecimiento, el 3 de octubre de 1880, resueltos y dispuestos a todo, los tres marineros italianos zarparon de Montevideo, en medio de la desconfianza y el escepticismo generalizados, y se dirigieron hacia el Atlántico.

La fragua de ese barco, diseñado y construido para resistir cualquier tormenta, fue tan perfecta que asombró incluso a los patrones más exitosos de la actualidad. También fue ideado así porque los tres impulsores y tripulantes querían que al final del periplo fuera donado a un museo.

il Leone Di Caprera, etiqueta en la popa

Durante la travesía, el comandante Fondacaro realizó experimentos sobre el uso del petróleo para calmar las olas del mar tempestuoso y llegó a considerarlo un factor indispensable para una pequeña embarcación que navega en alta mar.

Después de cien días en medio del océano, combatiendo el malestar con el sonido de una armónica, el 9 de enero de 1881 los tres aventureros llegaron a Las Palmas, donde recibieron los primeros honores. Luego navegaron hacia Gibraltar y Málaga y el 9 de junio de 1881 el León de Caprera entró en el puerto de Livorno. La sorprendente travesía atlántica realizada por los tres héroes que habían navegado con la fuerza de sus ideales y el coraje en el bolsillo, gracias a su tozudez fue exitosa.

Sin embargo Fondacaro. Grassoni y Troccoli se adentraron en el eterno misterio del mar con la esperanza de llegar a Giuseppe Garibaldi en Caprera y ser abrazados por una Italia que los acogería como conciudadanos y como ejemplo de valor marinero, pero sus esperanzas y sueños fueron desilusionados.

La Italia de la época, sorda al valor de esta empresa, obligó a los tres, caídos en desgracia, a retomar el camino de la emigración a Sudamérica.

Características constructivas

Las características de construcción y armamento hacen del Leone di Caprera un ejemplar único. El capitán del barco lo describe de la siguiente manera:

il Leone Di Caprera restauración en obra, la cubierta

“Está construido en madera de canela, algarrobo, nogal, pino blanco americano; la cubierta está hecha de listones de una pulgada y media de ancho, alternando nogal y pino, todo clavado y forrado en cobre, y decorado en bronce: en definitiva, está hecho artísticamente con el diseño de regalarlo a algún museo naval en Italia y no para el uso del mar “.

(Vincenzo Fondacaro. Cuaderno de bitácora) Es un velero de recreo, de tipo ballenero.

Está construida en madera con entarimado longitudinal de algarrobo y con entarimado interno parcial. Las estructuras son de algarrobo macizo, con clavos de cobre. La cubierta principal está realizada con listones de nogal, pino blanco y canela.

En el interior hay dos cilindros de cobre sellados, destinados a actuar como ayudas a la flotabilidad, en caso de que se derrumbe el entablado.

Las dimensiones son: 9 metros de largo por 2,30 de ancho, punta de unos 110 cm. La altura de construcción en la proa es de aproximadamente 160 cm.

Realización

La goleta se construyó en medio de muchas dificultades, con financiación de inmigrantes italianos en Uruguay y Argentina por iniciativa de Vincenzo Fondacaro, originario de Bagnara Calabra (RC), Orlando Grassoni de Ancona y Pietro Troccoli de Marina di Camerota (SA).

Tripulación

La tripulación que realizó la travesía estuvo formada por los tres promotores. Estos son sus nombres, acompañados de breves notas biográficas.

Tripulación de il Leone Di Caprera en 1881

Vincenzo Fondacaro (Bagnara Calabra (RC) 1844 - Océano Atlántico 1893)

Emigrado a Inglaterra, había trabajado en barcos mercantes, sufriendo un naufragio en 1864. En los años siguientes comenzó a planificar una travesía oceánica. En 1876 se convirtió en capitán de la marina mercante inglesa, en 1880 realizó la travesía del “Leone di Caprera”. El 30 de mayo de 1893 zarpó de Buenos Aires para otro desafío que resultaría sin retorno: en el mes de octubre, de hecho, el gobierno argentino anunció su desaparición en el mar.

Orlando Grassoni (Ancona, 1844 - Génova, 1901).

Marinero con su padre, en 1860 intentó alistarse clandestinamente en las camisas rojas de Garibaldi. Navegó por América, Australia y Asia, sufriendo varios naufragios. En 1874 conoció a Vincenzo Fondacaro participando, en 1880, en la travesía atlántica del “Leone di Caprera”. Obligado a emigrar, murió en Génova en 1901.

Pietro Troccoli (Marina di Camerota (SA) 1852 - Montevideo 1939).

Había emigrado a Uruguay desde muy joven. Trabajando en los astilleros de Montevideo, allí conoció a Fondacaro, con quien participó en la construcción del “León de Caprera”. Al final de la travesía se dirigió a Caprera para entregar a Garibaldi el disco con las firmas de los italianos que emigraron a Uruguay y Argentina. Luego se instaló en Uruguay, donde se casó y tuvo nueve hijos. Murió en Montevideo en 1939.

Por la travesía los tres tripulantes fueron condecorados por el rey de Italia con la medalla de oro.

Cuaderno de bitácora

La primera edición del cuaderno de bitácora del cruce se imprimió en 1881. En 1884 se dio una segunda edición. El diario se reimprimió en 2002 (Vincenzo Fondacaro, De América a Europa. Viaje a través del océano. Giuseppe Galzerano editore, 2002)

Destino del Leone di Caprera

El destino del barco fue tan errante como el de sus tripulantes. El pequeño ballenero vagó por tierra en varios lugares de “refugio” luchando por encontrar un lugar digno.

Al final de la travesía la goleta fue trasladada al lago de la Villa Reale en Monza.

Teniendo en cuenta las condiciones en las que se encontraba, y respetando plenamente la voluntad de los tres héroes que hubieran querido verlo expuesto en un museo, el León de Caprera se incluyó en un proyecto de restauración del museo. El futuro de la reliquia no era de hecho la navegación, sino la exposición al público en general en un lugar adecuado que realza el pasado y la importancia que este barco uruguayo representa para Italia y para la armada nacional italiana.

La restauración

En 2007 el barco fue trasladado a Livorno para ser restaurado por la Asociación para la Recuperación de Barcos Antiguos (ARIE). El proyecto duró aproximadamente 24 meses y se llevó a cabo en la ciudad toscana en el astillero especializado ‘Old Fashioned Boats’. Un comité técnico-científico especial a cargo del Studio Faggioni de La Spezia asistió a la Asociación durante todo el período de restauración de la reliquia.

il Leone Di Caprera restauración en obra, la proa

Serena Galvani, presidenta de ARIE, ha estado involucrada en las operaciones primero de recuperación y luego restauración del activo histórico durante más de diez años: “El proyecto tenía como objetivo recuperar una memoria histórica poco conocida, que enorgulleció la historia de la Armada italiana. Dedico gran parte de mi vida a la preservación de embarcaciones de valor histórico, luchando con la asociación ARIE por sus restauraciones filológicas, para que la comunidad pueda conocer sus extraordinarias historias.”

La restauración del León de Caprera contó con el alto patrocinio de la Presidencia del Consejo de Ministros y del Ministerio de Bienes y Actividades Culturales, otorgado a ARIE por la recuperación de este escaso patrimonio histórico. El Presidente de la República Italiana, Hon. Giorgio Napolitano, con una carta dirigida a Serena Galvani, testificó su apoyo y apoyo a la restauración de la reliquia.

El 9 de junio de 2009 volvió a la vida, en Livorno, exactamente 128 años después de su llegada a la ciudad toscana, que tuvo lugar el 9 de junio de 1881. La ceremonia de presentación de la restauración terminada tuvo lugar en el muelle del Molo Mediceo enfrente al astillero.

Finalmente es trasladado al prestigioso Museo della Scienza e della Tecnologia di Milano donde ocupa un importante lugar en la planta baja del museo.

Video de la restauración con la asistencia de un descendiente de Pietro Troccoli

Final de la restauración con los pabellones uruguayo e italianos

il Leone Di Caprera con banderas urugayo y italiano

Presentación en la famosa Galleria Vitorio Emanuele de Milano

il Leone Di Caprera presentación del restauración al publico

Su ubicación actual en el Museo de Ciencia y Tecnología de Milano

il Leone Di Caprera en el Museo de Ciencia y Tecnología de Milano, de arriba

il Leone Di Caprera en el Museo de Ciencia y Tecnología de Milano, de costera

categorías: historia - veleros